La ciberseguridad dentro de una empresa es fundamental, independientemente del sector al que pertenezcan. Hoy en día, la preocupación de todas ellas gira en torno a la buena protección de sus datos. Para ello, buscar soluciones de ciberseguridad Endpoint es lo más recomendable.

El 80% de las empresas reconocen que, en los últimos años, los ataques se han vuelto más sofisticados. El 60% de ellas confirma que su ciberseguridad no es lo suficientemente fuerte como para poder frenar estas amenazas.

¿En qué consisten las soluciones Endpoint?

Las soluciones de seguridad Endpoint se centran en prevenir amenazas a través de diversos enfoques, juntando los tradicionales con los más modernos. Es necesario que las empresas comprendan las amenazas de las que se intentan prevenir y adquieran el mayor número de técnicas posibles. 

Dentro de las técnicas más tradicionales nos podemos encontrar con los antivirus convencionales que frenan los malware conocidos, el bloqueo de las aplicaciones, monitorización de los comportamientos, sistemas de prevención de intrusión, prevención de la pérdida de datos y la  protección y control web.

Este tipo de técnicas evitan los comportamientos maliciosos dentro de cualquier dispositivo. Además, permiten a los administradores definir el tipo de archivo que se puede descargar, reconocer páginas web sospechosas y proteger a los ordenadores de virus no identificados.

A pesar de todas ellas, hoy en día no es suficiente el uso de un antivirus tradicional, deben añadirse soluciones Endpoint para poder mantener a la empresa protegida ante cualquier peligro y lograr hacer de estas soluciones una fortaleza.

Las técnicas más modernas que se han establecido en los últimos años se centran en un aprendizaje automático, el cual detecta tanto un malware conocido hasta uno que no se había visto con anterioridad. Los sistemas de ciberseguridad Endpoint se pueden adquirir como un software o un dispositivo. Su objetivo principal es poder gestionar, descubrir y controlar todos los dispositivos que solicitan acceso a una red corporativa de cualquier empresa.

Están formados por diversos elementos como sistemas operativos, licencias anti-virus o cliente VPN, todos ellos actualizados. Los dispositivos Endpoint que no cumplan las reglas establecidas son controlados por el sistema de seguridad y se ponen en cuarentena.

Las soluciones Endpoint, evitan ataques que anteriormente eran inevitables. Los dispositivos como smartphones, tablets o PCs, se han impulsado hacia la conectividad global de decenas de equipos debido a la IoT. Por ello, la gestión unificada es una de las claves para poder mantener los datos protegidos y las soluciones Endpoint logran conseguirlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here