“La nube” o could computing es uno de los términos que más se ha puesto de moda en el sector tecnológico, sobre todo, en ámbito empresarial.

¿EN QUÉ CONSISTE?

Es una tecnología que permite acceder a servicios informáticos a través de Internet, desde el uso de aplicaciones, hasta el almacenamiento y procesamiento de datos.  Sin la necesidad de un programa, el usuario puede acceder a él a través de Internet.

Para las empresas, esta tecnología de la nube ofrece grandes ventajas, ya que permite aligerar la infraestructura tecnológica de la misma, es decir, menos servidores físicos.

VENTAJAS DE LOS SERVICIOS EN LA NUBE

  • Reducción de costes: estos servicios son más económicos, ya que reducen la inversión en hardware. No se necesita ninguna maquinaria, por lo tanto, no se queda obsoleto.
  • Foco de negocio: facilita centrar la atención en la actividad principal de la empresa, debido a que no se necesita dedicar tiempo al mantenimiento tecnológico.
  • Siempre disponible a cualquier hora y día
  • Más seguros: tienen unos estándares de seguridad más altos
  • Inmediatez: los servicios de la nube están disponibles en pocas horas. Sólo es necesario un dispositivo conectado a Internet para poder acceder a ellos, o un hardware sencillo.
  • Trabajo en equipo: favorece la movilidad y el trabajo en equipo. Permite que los usuarios puedan acceder a las aplicaciones o datos, en cualquier momento y lugar
  • Pago por uso y gasto controlado: las empresas sólo contratan los servicios que necesitan en cada momento.
  • Licencias multiusuario personalizables: permite asignar licencias para que usuarios accedan al servicio con diferentes niveles de permiso.
  • Estabilidad: su funcionamiento depende de varios servidores, porque, en el caso de que un servidor caiga, el servicio sigue funcionando sin problemas.
  • Flexibilidad: los servicios se añaden o eliminan rápidamente, adaptándose a las necesidades de la compañía
  • Rendimiento: la optimización automática de la nube garantiza que el sistema informático siempre tenga un buen rendimiento.
  • Siempre actualizado: la actualización de los servicios en la nube se hace de forma automatizada, el cliente no debe preocuparse por su mantenimiento.

Sin embargo, no todo son ventajas. A pesar de ser más segura que un servidor físico, tiene problemas de seguridad que pueden ocasionar grandes consecuencias para las empresas. Estar presentes en Internet causa una serie de vulnerabilidades que, si no se toman medidas de protección, los ataques podrían ser devastadores.

Todos los sistemas TI modernos se conectan a Internet y, la nube, también facilita que las empresas puedan ser el objetivo de muchos ciberdelincuentes. Sin embargo, la parte positiva de los servicios en la nube es que permite que las empresas puedan recuperarse más rápidamente de dichos ataques.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here