Actualmente, el almacenamiento de archivos en la nube se ha convertido en una de las prácticas más habituales dentro de las empresas. Existen múltiples plataformas que permiten este servicio, la más popular Google Drive.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que en Internet existen una serie de riesgos. Las empresas, deben tomar el control sobre las herramientas que son capaces de acceder a la cuenta de Google Drive para poder bloquearlas. De esta forma, se evitan problemas de seguridad.

Las plataformas como Google Drive, entre otras, cuentan con extensiones adicionales que pueden usarse para personalizar los servicios. Son programas que ofrecen un amplio abanico de posibilidades. Sin embargo, existe el riesgo de que alguna de esas herramientas haya sido modificada con un software malicioso y su función sea la causar algún daño a la organización.

Es bueno mantener un riguroso control y ser conscientes de las aplicaciones a las que se les permite el acceso, ya que podrían obtener datos personales que pueden comprometer la privacidad y seguridad.

¿Cómo se controla el acceso de las herramientas a Google Drive?

Una vez que inicias sesión en la cuenta, puedes acceder a toda la información en el botón de “Configuración”. Dentro de éste, aparecen diferentes opciones, la que interesa es la de “Administrar aplicaciones”.

Aquí aparecen todas las herramientas a las que se han dado acceso a nuestra cuenta de Google Drive. Es conveniente controlar el acceso de estas extensiones. En el caso de que una de estas aplicaciones no nos interese, debe darse a “Desconectar”, para que, a partir de ese momento ya no esté ligada a nuestra cuenta de Google Drive.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here