La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha anunciado recientemente que sospecha que Telefónica ha podido incumplir algunas de las obligaciones derivadas del test de replicabilidad impuesto por la CNMC, concretamente obligaciones referidas a los plazos del test.

Desde que se aprobó en 2016 la regulación mayorista de los mercados de banda ancha, Telefónica está obligada a prestar el servicio mayorista NEBA local y NEBA fibra. Telefónica puede fijar los precios de estos productos con la condición de que estos pueden ser replicados para ofrecer el servicio a un precio similar, de manera que Telefónica no pueda aprovechar su ventajosa posición. Por tanto, el test de replicabilidad es el conjunto de reglas y criterios que emplea la CNMC para comprobar que Telefónica cumple con las obligaciones establecidas.

Ante estas sospechas el árbitro del mercado ha abierto un expediente sancionador que podría aplicarse si las investigaciones del caso, que pueden prolongarse hasta un año, demuestran el inmcumplimiento de dichas obligaciones.

La sanción ha sido motivada debido a que la empresa obligada no comunicó en el plazo reglamentario el lanzamiento al mercado de un nuevo servicio y antes de lanzar dicho servicio debe asegurarse de que cumple con todos los requisitos de competencia, sobre todo con el test de replicabilidad, que es el que permite comprobar si el precio impuesto permite a los otras operadoras competir con precios similares.

Según la CNMC los parámetros del test de replicabilidad se revisan cada seis meses para poder incorporar el mayor número de datos posibles.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here