Queda claro que, un contraseña debe ser sólida, ya que, cuanto más fácil sea, más posibilidad de ser hackeados. El Centro Nacional de Seguridad Cibernética del Reino Unido ha realizado una encuesta, en la cual, el 42% de sus ciudadanos creen que podrán ser estafados por Internet antes de 2021.

Es cierto que, en los últimos años, los ataques han aumentado y se han sofisticado, pero es importante conocer y concienciarse que las contraseñas no pueden ser fáciles por miedo a que se nos olviden. La contraseña habitual en Reino Unido es “123456”, por lo tanto, es la menos segura y no se necesitan muchas técnicas en el mundo hacker para poder adivinarla.

Los expertos recomiendan en que, la contraseña más difícil de adivinar, es aquella que utiliza tres palabras aleatorias pero que se puedan memorizar para el usuario, ya que forman una palabra segura y cuanto más creativa sea mejor.

Pero, ¿cuáles son las contraseñas que NUNCA debes utilizar?

La sucesión de números consecutivos para una contraseña se utiliza en cerca de 22 millones de cuentas, las cuales han sido todas atacadas, independientemente si se cuenta hasta el 6 como hasta el 9.

Dejando a un lado los números, las palabras “password” (contraseña), es utilizada por 3,6 millones de usuarios y qwerty, usada por 3,8 millones, representa la consecución de las primeras letras de los teclados en ordenadores.

Nombres de artistas, equipos de fútbol, superhéroes, tampoco son contraseñas recomendables, palabras como “superman” o “liverpool” abundan por la mayoría de cuentas más de lo que se cree y no, no son nada seguras.

Es muy importante no utilizar nombres propios que nos puedan relacionar, y las contraseñas no deben reutilizarse. Por lo tanto, si tienes alguna cuenta cuya contraseña sea: “abc123” o el nombre de tu gato, deberías ir pensando en cambiarla y crear una más original para poder proteger tus datos de forma más efectiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here