En el futuro las guerras no serán guerras con fuego sino guerras comerciales. Hace tiempo vimos la primera Guerra Comercial entre EE.UU y Huawei, a la marca de origen asiático la fue impuesta un veto comercial de EE.UU y Google que la impedía usar el sistema de Android, viéndose obligada a tener que crear su propio sistema. 

El pasado jueves desde España recibió otra mala noticia, y es que el Ministerio de Defensa ha decidido impedir el acceso a sus sistemas de información a todo dispositivo que provenga de la marca Huawei.

Por lo que sabemos de momento, los trabajadores de este ministerio no podrás seguir usando móviles o tabletas de la marca asiática, la decisión afecta a una gran parte del organismo público. Es decir, las personas que vengan con su móvil o tablet de Huawei de su casa, lo pueden seguir usando en su vida privada, pero no podrán acceder a los datos del Ministerio de Defensa o al correo electrónico del trabajo desde un dispositivo de esa marca.

El problema es que Huawei a respondido oficialmente al Ministerio de Defensa español ya que no le ha transmitido este tipo de veto a sus decisiones, ni le ha informado de la causa por la que no se permite el uso de sus dispositivos. 

En su defensa, Huawei ha dicho que sus productos desde el primer momento de fabricación tienen insertada una estrategia de ciberseguridad contra los cibercriminales. En el informe que nos transmiten, los directivos de Huawei dicen que en más de 20 años de historia en España y en 170 países que usan Huawei nunca han tenido ninguna fuga de información. 

Por lo que en estos momentos, vemos como España se suma a la política comercial de veto a Huawei que comenzó con la decisión de veto del gobierno estadounidense. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here