En el terreno de la ciberseguridad tenemos diversas tendencias macro-económicas que pueden afectar en los siguientes años. Una de ellas es el auge de las megaciudades, ya que la gran migración de personas al mundo urbano está produciendo una serie de ciudades destacadas por la construcción y la aglomeración, en ellas tenemos una gran inversión de talento y crecimiento económico. Es cierto que en este momento se ha iniciado la renovación de las ciudades y todavía no tienen el peso que llegarán a tener en un futuro, estando seguros de que en un futuro temprano serán el estándar global.

El ámbito tecnológico nos ha hecho que tengamos una mejora en el nivel de vida, hace unos años no imaginábamos que tendríamos soluciones a problemas de neurociencia o aprendizaje en la tecnología. Estas inversiones que se estan produciendo, han ocasionado que el ser humano tenga una mejora en el coeficiente intelectual y una mayor capacidad de aprendizaje.

Otra de las grandes preocupaciones actuales, el desequilibrio en la conectividad ya que dentro de poco todo el futuro de la población estará conectada a la red, pero el desequilibrio económico que se cierne sobre nosotros provocará que las personas mas necesitadas no tienen este acceso a la red. Lo que generará una inversión del sector público dirigido a intentar equilibrar las necesidades de las personas con más recursos e intentar acercar a las personas con menos recursos a la red.

En el mundo hiperconectado ,que acabamos de explicar, se produce una cantidad masiva de datos desde las personas que en un futuro se venderán y se convertirán en soluciones y aplicaciones o análisis para la toma en consideración de nuevas estratégias; esta tendencia lo único que va a hacer es que las empresas encuentran una transparencia por parte de las personas, y de esta forma puedan comerciar con sus datos y acaben exponiéndose al público en general.

Hasta el momento tenemos una serie de grandes cadenas empresariales que sustentan el ámbito tecnológico, y las pequeñas o medianas empresas que no sustentan. Entre aquellas que sí sustentan, tenemos una diferenciación entre las que actúan como plataformas que potencian a una empresa frente a otras que solo comercializan con el producto. Sin embargo, las PYMES están encontrando grandes áreas de inversión que las grandes empresas dejan libres, con lo que en unos años el sector de la tecnología estará sustentando por ambos.

En sí, la tecnología continúa un camino de incremento y adaptación a los diversos sectores empresariales. Sobre todo se buscan empresas en las cuales se produzca un ámbito abierto en el cual las personas y las empresas tengan una posibilidad de innovación.Al igual, tenemos una serie de innovación en cuestiones tan cotidianas como podría ser el pago ya que las criptomonedas, como los Bitcoin, ya están siendo sustituidos por pagos desde el móvil.

Sobre todo lo más importante en el ámbito de la tecnología es la necesidad imperante de un talento; para poder crecer en un futuro es necesario fomentar,desarrollar y ayudar a talentos incipientes en este ámbito, y no solo eso sino estar preocupados por el envejecimiento de la población y en el momento de la sustitución hacer que entre gente con una preocupación por la ciberseguridad o el sector tecnológico. Tenemos que crear una freelance o economía independiente, en la cual los empleados trabajen en más de un sector sobre el que puedan formarse en un conocimiento diverso y formar a aquellos que vengan; tanto las empresas privadas como el sector educativo deberían centrarse en los nuevos talento de las generaciones venideras, ya que serán ellos quienes consigan que se haga realidad todo los apartados explicados anteriormente.

En definitiva, tenemos que el desarrollo de las megaciudades son el punto de inflexión, es la piedra angular sobre la que se basa el desarrollo de todo el ámbito tecnológico y de la ciberseguridad; además de ello tenemos que esforzarnos en la búsqueda de personas con un talento incipiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here