En el entorno de la ciberseguridad, existen una gran cantidad de amenazas globales pero una serie de ellas suponen un mayor problema para las empresas, por el grado de destrucción o robo de los datos o infraestructuras de las empresa a nivel digital.

Según el informe de sobre Amenazas Globales de DNS de 2019, nos dice que las empresas han sufrido más de un 34% de ataques, que han llegado a costar casi 950.000 euros o lo que sería 1.070.000 dólares, llegando a provocar el parón de las aplicaciones en un 63% de ellas.

Este estudio, nos indica que el impacto que sufren las empresas es un 49% mayor en comparación con el año pasado, con una gran variedad de ataques y una gran evolución de los mismos. Entre ellos, el más usado es el phishing, con un 47%, el malware con un 39% y los DDoS solo con un 30%.

Este informe de EfficientIP e IDC, nos dice que no se salva ningún sector del daño causado por DNS, sino que su impacto se puede ver reflejado en todos los sectores, teniendo consecuencias más o menos graves, entre las más graves: la pérdida de reputación o la pérdida del negocio.

La red DNS, sirve para una cuestión muy simple y es el funcionamiento de la empresa, ya que todos los usuarios que quieran acceder a aplicaciones para su trabajo diario, pasan por el DNS, por lo que cualquier impacto sobre la red DNS, tiene un impacto muy grande en el ámbito comercial. Por eso, los ataques más conocidos y hablados de estos últimos meses como es el de WannaCry o NotPetya han infligido muchos daños a todas las organizaciones del mundo, ya que todas usan el DNS.

Por ello, el 63% de las organizaciones, es decir, tres de cada cinco, sufrió la nula actividad de sus aplicaciones en algún momento. Además, un 45% vio sus sitios web comprometido, y una cuarta parte, el 27% perdió toda la actividad de sus aplicaciones como consecuencia directa de los ataques DNS. Y casi en un mismo porcentaje, el 26%, perdieron el valor de su marca por el ataque DNS.

Para ello, las empresas han priorizado la seguridad de los puntos finales de red mejorándola ante los ataques un 32%  y mejorando la monitorización del tráfico DNS un 29%.

En los ataques DNS, un 82%  organizaciones europeas nos indican que han sufrido un ataque DNS, en Europa el gasto es de 1.190.200 dólares; mientras que en el Reino Unido es el que tiene un incremento del gasto por ataques en un 108% y cerca de 1.625.400 dólares. En Canadá, el ataque ha subido un 80%, y en la zona asiática se han gastado 924.750 dólares.

Dentro de los sectores, ninguno se salva paro es cierto que hay diferencias, el sector bancario es el más atacado con un 88%, mientras que el sector minorista sólo ha sufrido una pérdida de un 35%. El sector sanitario, ha sido atacado en un 50%.

Las empresas, han mejorado la seguridad endpoint en un 32%, en un 29% han mejorado la monitorización del DNS, y un 22% en añadir firewalls para disminuir los daños.

Por lo que vemos, según este informe los ataques DNS son los que más daño infringe al sector de la ciberseguridad; tendremos que seguir mejorando e innovando en este sector para que los cibercriminales no consigan que nos gastos millones de dólares en sus ataques.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here